martes, 18 de diciembre de 2007

MÁS BALAS PARA LOS PISTOLEROS DE MODA: ROBIN VAN PERSIE

Esta es ya la cuarta temporada de Robin Van Persie en las filas del Arsenal y, tras la marcha de su ariete titular Thierry Henry, estaba llamada a ser la temporada de su consagración.
Todos los rotativos británicos cargaban sobre el joven holandés la responsabilidad de hacer olvidar a su estrella gala. De hecho, la delantera titular debía tener en él y el togolés Adebayor sus piezas clave. Tampoco parecía que a Van Persie le pesara esa carga, más bien le motivaba a iniciar por primera vez en su carrera una temporada como referente en un gran equipo. Y es que el pasado de Van Persie no ha sido precisamente el que cualquier niño sueña, aunque gran parte de la culpa la tiene la controvertida personalidad del de Rotterdam.

Fichando a los 19 años por el Feyenoord comenzó a dar destellos de sus dos principales facetas: la de gran talento y la de chico rebelde. Pese a su elegancia con el balón y su capacidad goleadora, los problemas con el entrenador del Feyenoord le relegaron a la suplencia en muchos encuentros, incrementando su malestar y haciendo más grande un problema que a priori no debería existir cuando se trata de uno de los mejores jugadores de un equipo.
Se evidenció un divorcio entre los directivos del Feyenoord -que querían blindar a su diamante en bruto- y el entrenador -que lo castigaba a jugar con los reservas cada domingo-. El resultado fue que Van Persie nunca renovó y que se interesaron por él algunos equipos europeos pese a su mala fama a nivel personal. El Arsenal -entre otros como Valencia o Sevilla- fue quien pujó más fuerte por él, sentenciando que su carácter problemático se debía al sentimiento de incomprensión.
Llegó al Arsenal avalado por Wenger y por un montante de 5 millones de euros. Pese a ello, Van Persie se encontró al llegar con un fichaje que rivalizaba con él en posición: Reyes. El español fue titular la mayoría de encuentros, haciendo que el holandés volviese a notar el frio del banquillo.
Pero las oportunidades iban llegando, y Robin demostraba una calidad exquisita y un olfato goleador envidiable para un jugador de banda o como segundo punta.

Así, tres campañas después de su llegada a Londres, y no habiendo sido un titular fijo todavía, este año se presentaba como un reto para Van Persie. La temporada pasada ya se destapó y supo conectar con Henry con gran acierto, llegando a ser su recambio en la prolongada ausencia por lesión del francés.

Aunque toda historia tiene un "pero", y éste ha sido la prematura lesión de Robin en un partido de clasificación para la Eurocopa con la selección holandesa. Su consagración debía esperar, aunque es evidente que el Arsenal no le ha echado excesivamente en falta, pues su fútbol está en la cúspide europea.
Pese a este inicio espectacular de los gunners, el domingo volvió a jugar Van Persie en Premier, demostrando en pocos segundos que realmente puede convertirse en la pareja de referencia junto a Adebayor.
Frente al Chelsea revolucionó el ataque gunner e inquieto a Cech en varias ocasiones pese a los pocos minutos que disputó. Se le vio activo, sediento de balón, de gol. Siempre se ofreció, buscó el marco, también ofreció asistencias... Escasos 15 minutos en los que devolvió a sus aficionados el calor de su izquierda prodigiosa.

Con Van Persie recuperado el Arsenal gana muchos enteros en ataque, y lo hace todavía más temible tanto en liga como para el "afortunado" que le toque el equipo de Wenger en el cruce de octavos de la Champions.
Y es que Robin puede jugar por banda, aportando desborde, anarquía posicional, asistencias medidas y llegadas sorpresivas. O también puede jugar en punta, dándole ritmo propio al ataque y sumiendo en la duda a las defensas, pues nunca saben si buscará portería o un pase imposible.

El Arsenal encabeza la clasificación de la Premier, y tras el retorno de Van Persie puede acabar de consolidarse como un rival imbatible esta campaña en la que están funcionando a un nivel altísimo la mayoría de sus jugadores.

Van Persie en números (desde su llegada al Arsenal):
Temporada 2004/05 - 41 partidos, 10 goles, 1 asistencia
Temporada 2005/06 - 38 partidos, 11 goles, 1 asistencia

Temporada 2006/07 - 30 partidos, 13 goles, 8 asistencias

Redactor - Roger Llorens


4 comentarios:

Jorge Moro Deiguesca dijo...

Como me gusta este jugador. Es mi favorito de los Gunners... la prensa le cargó la misión de olvidar a Henry, pero estaban equivocados, esa misión es más propia de Adebayor, y creo que lo está consiguiendo. El papel de Van persie es más propio de Pires o de Ljunberg, aunque creo que a estos dos les supera...

Un saludo desde PUERTA16

http://puerta16.blogspot.com

Pavlo dijo...

Muy de acuerdo con Jorge. Van Persie tiene la misión de desbordar, de asistir, no tanto de ser el goleador de la Premier, como lo fue "Titi" 4 temporadas. Ni Adebayor podrá, me parece.
Sí me parece que es esencial el holandés. Porque tiene ya la experiencia de 3 temporadas con Wegner, algo que le viene muy bien a este joven equipo.

adam dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Bernat dijo...

Titi fue dios en el Arsenal, pero empiezo a pensar que no vale los 24 millones que ha pagado el Barça... Ahora 4 años de contrato de lesión en lesión, mientras con ese dinero podrían haber fichado algun jugador con más futuro como... Van Persie?