lunes, 19 de marzo de 2007

LA CANTERA: ABOU DIABY

Iniciamos hoy una nueva sección, "la cantera", dedicada a los jóvenes talentos que poco a poco asoman por todo el mundo comenzando su carrera profesional a un nivel sobrenatural. En lenguaje coloquial, las promesas.

El primero será Abou Diaby, centrocampista de corte defensivo del Arsenal. El motivo es sencillo, si bien le vengo siguiendo durante toda la temporada (primera que milita en los gunners), el otro día, ante el Everton, Diaby cuajó el partido más impresionante que le he visto este año, mostrando lo que es y será capaz de hacer en breve.

No es noticia que vuelva a ser un clásico, Arsene Wegner, quien nos deleite con su ojo avizor prodigioso a la hora de catapultar a futuros cracks. Con mirar una lista de los últimos jugadores que el entrenador francés ha hecho grandes pronto advertiremos que cuando alguien debuta en el Arsenal hay que seguirle muy de cerca. Igualmente esta temporada ya han jugado sus primeros partidos como profesionales con una cierta regularidad otros talentos del Arsenal como Walcott o Denílson.
Y es que Diaby ha comenzado a subir fuerte desde que sus grandes actuaciones y las del resto de perlas de la cantera del Arsenal llevaron a éste a alcanzar la final de la Carling Cup. Un hito si la media de edad de cada ronda era de 20-21 años. Jugaban pequeños maestros que aspiran a gastar tinta en las rotativas de los periódicos de todo el mundo a lo largo de la próxima década:
Senderos, Djorou, Hoyte, Clychy, Cesc, Diaby, Denílson, Walcott, Aliadiere, Adebayor... la lista es interminable, y todos ellos contribuyeron arrebatarle el trofeo al potente Chelsea, con todas sus estrellas en el campo (1-2 fue el resultado final, con goles de Walcott i dos de Drogba para los blues)

En cuanto a Diaby, como digo, el pasado domingo ante Everton se marcó 90 minutos memorables. A partir de ahora será fácil hablar de él y de su parecido tanto físico como futbolístico con Patrik Vieira, pero ¿cómo ha llegado hasta aquí el bueno de Abou?

Abou Diaby nació en París el 11 de Mayo de 1986. Llegó al Auxerre con 16 años y se acabó de formar como futbolísta en sus categorías inferiores. Su talento y despliegue en el centro del campo le llevaron a firmar un contrato como profesional a los 18 años con el primer equipo del Auxerre. Pese a ello no gozó de toda la confianza que necesitaba un "niño" de escasos 18 años. Su primera temporada jugó 5 partidos y lo mismo ocurrió en la siguiente. Parecía que su futuro se vería trucado o malbaratado en Francia así que su representante comenzó a repartir videos entre los principales demandantes de perlas francesas de ese estilo: el fútbol inglés. Por otra parte, pese a no gozar de minutos en Auxerre era el capitán de la selección sub-19 francesa. No era demasiado razonable que uno de los jugadores con mayor proyección de Francia no tuviera el premio de jugar con asiduidad a lo largo de la temporada. Fue ofrecido al Chelsea pero su contratación nunca acabó de cuajar y tuvo que ser Arsene Wegner quien forzara a los dirigentes del Arsenal a arriesgarse en pagar unos 5 millones de euros por un jugador de 20 años que había jugado solamente 10 partidos en los últimos 2 años (34 si contamos los de la selección sub-19). Pero quien manda en Londres es Wegner y ya son demasiados los éxitos como ojeador del francés como para negarle esa arriesgada operación. Así pues, en 2006 Diaby ya era jugador del Arsenal y comenzaba a dar sus primeros pasos hacia una carrera brillante.

Pocos fueron también los minutos que Wegner le dio en su primera temporada pero sus incursiones en el equipo titular que disputaba la Carling Cup estaba asegurada. Pero en Mayo de 2006 sufrió una grave lesión que le apartó de los terrenos de juego hasta Enero de este presente año. Demasiado tiempo en el dique seco para un jugador que quiere exprimir hasta el último segundo que juegue.

Ha ido entrando a ratos hasta que, al fin, volvió al 11 inicial el pasado domingo ante Everton. Su fútbol es asombroso. Pese a su 1,88 se mueve con soltura sobre el césped y abarca una gran proporción del terreno de juego con sus constantes movimientos tácticos. Físicamente, como digo, recuerda en muchos aspectos a Vieira, viejo conocido de la afición gunner, por su altura, color de piel, embergadura, forma de correr por su larga zancada, estilo de juego... prácticamente clones, cosa que dice mucho en favor de Abou Diaby.
En cuanto a su calidad con el balón en los pies, su zancada le permite zafarse con pasmosa facilidad de los centrocampistas que le salgan al paso y aprovechar esa situación para crear confusión y espacios una vez alcanza los tres cuartos de campo. No acostumbra a conducir el balón pero no por ello es torpe, ni mucho menos. Como digo, cuando ve la oportunidad se lanza hacia arriba en carreras que recuerdan de nuevo a las de Vieira o a las del brasileño Lucio. Defensivamente es una roca, duro al choque y gran cabeceador gracias a su altura, además sabe aprovechar la extensión de sus piernas para arriesgar en situaciones donde otros no podrían.

Sin duda a partir de ahora el francés dará que hablar y más si continua gozando de minutos para Wegner y consigue afianzarse un puesto que desde la marcha de Vieira a la liga italiana ha quedado vacía en el Arsenal pese al gran rendimiento en las últimas campañas del brasileño Gilberto Silva, dupla en la media con el catalán Cesc Fàbregas.
Hay que seguir de cerca a Diaby y ver su progresión a pasos agigantados que, si las lesiones le respetan y los entrenadores también, tendrán un final muy lejano y que pueden marcar ahora mismo el inicio de un férreo centrocampista trabajador y defensivo con ese plus de balance ofensivo que tanto gusta y se anhela en el fútbol internacional actual.

3 comentarios:

Luisi dijo...

Ojalá hubiera más entrenadores como Arsene Wegner... aquí en España sólo se me ocurre un entrenador que tire de la cantera, Caparrós... pero es muy defensivo...

Gracias a entrenadores como ellos hay jóvenes que no se quedan por el camino.

Dice Camacho que es que tienen que tirar la puerta... yo pienso que a veces hay que darles un empujón...

Sweet Irish dijo...

Yo tanbien vi el partido del Arsenal y Diaby hizo una exhibición física y técnica impresionante. Esperemos que Wenger le de continuidad en el doble pivote junto a Cesc, ya que Gilberto Silva ya no es el que era hace 3 o 4 años.

kokomino dijo...

No conocía a Diaby hasta hoy, pero conociendo a Wegner y a los grandes jugadores que saca el Arsenal, preveo que dará que hablar muy pronto.