domingo, 14 de octubre de 2007

LA AUSTERIDAD DE LAS SELECCIONES

Todo parece que vayan a ser exhibiciones y partidazos cuando se juntan selecciones como Italia, Inglaterra, Francia, España, Holanda o Portugal, pero esa ilusión de magia y espectáculo se deshace en cuanto suena el silbato inicial.
Sobre el terreno de juego hay los mejores jugadores del mundo, reunidos en un mismo equipo, luchando por una plaza en la próxima Eurocopa 2008. Parece que las selecciones deban pasearse en su grupo clasificatorio y no desgastarse hasta la fase final de grupos, ya en verano. La realidad es otra, muy diferente, con selecciones superiores batidas por otras menores pero más conjuntadas. La calidad individual de todas las selecciones que he nombrado es indudable, como también los logros de sus jugadores a nivel individual o incluso en sus respectivos equipos -la mayoría de primera fila a nivel mundial-. Pero la maquinaria no está engrasada, no si se juegan dos partidos cada dos o tres meses. Los automatismos son nulos, el juego de conjunto inapreciable, y la falta de afinidad se denota por una falta de llegada alarmante y una debilidad defensiva inusitada en según qué jugadores.

La jornada de hoy no pudo ser menos esperanzadora, complicándose en algunos casos el pase de los teóricos grandes europeos. Portugal, España, Inglaterra e Italia -también Francia, pero las Islas Feroe no son rival- fueron las únicas capaces de hacerse con los tres puntos.
- Los portugueses vencieron 0-2 ante la débil Azerbaiyán con un juego excesivamente dependiente de las individualidades de C.Ronaldo o -no en el caso de esta tarde- Quaresma. Ese juego de bandas se fomenta en el equilibrio que Maniche y Deco le dan al centro del campo, pero pierde toda su pegada con la endémica falta de un delantero centro digno de lo que la samba portuguesa se merece. Esta diferencia de dos goles en el marcador, de entrada, ya es corta advirtiendo el abismo de juego entre una selección y la otra, pero se hace más ridículo el resultado si tenemos en cuenta que Azerbaiyán -colista del grupo- ha jugado con 10 desde el minuto 20 de la primera parte.

- España ha vencido 1-3 a Dinamarca con una demostración de acierto ofensivo nada usual. Si bien España ha marcado tres goles, los mismos o más podría haber anotado Dinamarca de haber transformado alguna de las constantes llegadas por bandas de las que ha gozado. Los "jugones" -Iniesta, Cesc y Xavi- no han absorvido toda la posesión que se esperaba, y su dominio en el mediocampo ha sido intermitente. Fueron tres zarpazos, propiciados por destellos del fútbol que jugadores como los que había en el campo pueden ofrecer, los que precedieron los goles de la roja. Tamudo -tras asistencia medida de Iniesta-, Ramos -cual killer fuera picándole al portero en el mano a mano- y Riera -con un latigazo con zurda inapelable- fueron los goleadores, y salvo alguna honrosa ocasión más, únicos chutadores del equipo. Por su parte, Dinamarca no se cansó de llegar, con mucho peligro y poca finalización. El aroma de gol asomaba por el área chica de Casillas cada vez que ponían centros por las bandas pero el gol se resistió hasta el 87', haciendo imposible la épica de una remontada.

- Inglaterra le endosó tres goles a la floja Estonia en un partido que sigue sin resolver las dudas que el equipo de Mc.Claren ofrece. Aupados por el 3-0 de hace un mes frente a su rival por el segundo lugar del grupo, Rusia, pretendían golear a Estonia y acallar los fantasmas que sobrevuelan Inglaterra. Poca resistencia podían ofrecer los estonios, aunque no se esperarían que Inglaterra volviera a caer en su espiral de mal juego que arrastra desde que empezó la clasificación para la Eurocopa. Tres goles que, lejos de saber a poco en lo que debería haber sido una goleada, parecen un marcador abultado para los ingleses. Y es que Mc.Claren no consigue dibujar un once titular, donde las pruebas y las rotaciones son constantes, algo que no debería pasar en un equipo que juega dos partidos al mes.

- Italia tampoco convenció a nadie. Obligada a ganar por la apretada situación en su grupo -con Escocia como sorprendente líder por delante de Italia y Francia- ante la débil Georgia. Pero tampoco fue la noche de la escuadra de Donadoni, que no vio puerta hasta que Pirlo marcó una falta de 30 metros por el centro de la portería -increíble pero cierto-. Luego contemporizó, al más puro estilo azzurro, y no remató el encuentro hasta bien entrada la segunda parte con un buen gol de Grosso -estilo Ramos llegando de atrás y resolviendo con maestría ante el portero-. Georgia no ha jugado, e Italia parecía que tampoco tenía muchas ganas. Así ha resultado un partido predecible pero aburrido, con periódicas incursiones peligrosas de Italia que caían por la abismal diferencia de calidad entre unos y otros. Italia se salva, y contínua teniendo a Francia un punto por detrás, al acecho de cualquier pinchazo.

Redactor - Roger Llorens

6 comentarios:

Ángel Velasco dijo...

Premio José Luis Pérez Caminero, pasate por la Linterna e informate.

Un saludo

Alba dijo...

Un fin de semana sin espectaculo futbolístico. La diaspora de jugadores internacionales solo perjudica al espectaculo, ya que de momento en esta ocasión ninguna de las selecciones consiguió convencer ganando bien. Eso que dicen que la selección española maravillo, pero para mi no
Saludos

ruben dijo...

No hay ninguna selección de las 'potentes' que haga un juego memorable. Es lo único que salva el hasta ahora pésimo fútbol de España.
En cambio, una selección 'menor' como Escocia, está jugando a las mil maravillas.

Esto es el fútbol, la vida al revés.

Un abrazo!

Ernst dijo...

Hoy en dia todas las selecciones solo buscan el resultado, ya ninguna satisface al espectador, incluso Brasil dejo de hacer su famoso jogo bonito.

Saludos.

Cule_16 dijo...

Yo en parte creo que esto és normal. Cuando se juega ante rivales de poca entidad involuntariamente se echa un poco el freno y se juega más con la calculadora que con los pies. Creo que no debemos sacar conclusiones para la Eurocopa

Ferd dijo...

El juego de las selecciones absolutas hace ya tiempo que ha dejado de ser ilusionante. Quizás con la nueva hornada de jugadores el juego recobre el brillo perdido. Ojalá.